04 mayo 2009

¿Qué tanto quieres a tu carro? y Terapia de grupo.

Ya estamos a punto de salir de nuestro cochino catarro, que por favor no lo confundan con influenza humana. Es sencillo, los únicos síntomas que tuve fueron congestión nasal y estornudos, bueno el sábado tuve un poco de calentura, cuando el Monterrey le anotaba 2 goles a mi América, pero el cuadro de calentura fue solucionado con 2 comprimidos de Cabañas acción prolongada.

Para seguir en el mismo tono, yo no había pensado en esta opción. Vender cubrebocas es inhumano en este momento, pero vender estos cubrebocas puede ser totalmente viable. Habrá muchos locos que si los compren.


Y ante esta situación estoy seguro que una terapia de grupo no le caería mal a este muchacho:

Publicar un comentario